Buscar en este blog

lunes, 20 de enero de 2014

Empanadas Salvadoreñas


5 Platanos maduros pero no muy suaves
6 cucharadas de maicena
1/2 taza de agua fria para disolver la maicena 2 1/2 taza de leche Rajas de canela
Azucar al gusto
1 taza de frijoles refritos Aceite (cantidad suficiente para freir las empanadas)


1. Cortar las puntas de los platanos y partirlos por mitad, Luego ponerlos en una olla con suficiente agua y hervirlos hasta que esten cocidos. Despues retiralos del agua y dejalos enfriar un poco. Luego pelalos.

2. En otra ollita aparte calienta la leche y las rajas de canela a fuego suave, disuelve la maicena en el agua fria y cuando la leche este a punto de hervir incorpora la maicena disuelta y cocina a fuego suave moviendo con cuchara de madera constantemente para que no se pegue. Agrega azucar al gusto y deja la mezcla hervir por 2 minutos mas. Enfriar y reservar.

3. Ya que los platanos estan tibios hay que molerlos, ya sea en una licuadora o en un procesador de alimentos que es mas facil, debe quedar una concistencia un poco pegajosa (esta sera la masa con la que formaremos las empanadas mas adelante), no debes agregar agua solamente tener paciencia y molerlos poco a poco.

4. Aparte puedes calentar los frijoles ya previamente refritos y agregarles azucar al gusto o dejarlos tal como estan. Enfriar y reservar.

5. Poner el aceite en una sarten para freir y comenzar a calentarlo a fuego suave para que al momento de cocinar las empanadas no se nos quemen.

6. Para hacer las empanadas necesitas tener un poquito de aceite en un platito ya que lo necesitaras para untarte las manos y que la masa no se pegue. Para formar las empanadas tomamos un poquito de masa (del platano que previamente cocimos y molimos) mas o menos una cucharada y formamos una pelotita, luego la aplastamos con las manos y cuando esten aplastadas les ponemos en el centro la leche que cocinamos o los frijoles fritos. Luego unimos todas las orillas de manera ke se vaya cerrando y envolviendo el relleno y por ultimo le damos forma con las manos.

Freimos en aceite hasta que esten doraditas y servimos espolvoreadas con azucar.

Seguidores