Buscar en este blog

domingo, 14 de marzo de 2010

Lechón a la criolla



Adobo o mojo por kilogramo de cerdo:
½ cabeza de ajo.
1 cucharada de sal.
1 cucharadita de orégano molido.
1 cucharadita de comino molido.
¼ cucharadita de pimienta molida.
1 cebolla grande.
1 naranja agria o toronja.


Machaque los ajos junto con las especias secas hasta formar casi una pasta, échele la cebolla que debe estar pelada y cortada en pedacitos o ruedas muy finitas, y el jugo de naranja agria o toronja.
Unte este adobo al lechón, preferiblemente por dentro; perfórelo con un cuchillo por varias partes para que los condimentos penetren bien.
Áselo a temperatura moderada (350º F o 176º C).
En la parrilla, al aire libre, el lechón siempre se coloca con el pecho hacia arriba, pero después, casi al final, se vira para que se tueste bien.
La costumbre criolla es acompañarlo de congrí o arroz con frijoles, yuca u otro tubérculo hervido, plátanos verdes fritos y ensalada, preferiblemente de lechuga, tomate, etc., aliñada simplemente con aceite y vinagre.

Nota
Para preparar esta receta, el cerdo debe ser pequeño; a esta característica debe su nombre “lechón”. Por lo general, la cantidad de sazón o adobo depende del peso del animal, pero por cada kilogramo de carne y hueso ya limpios y listos para asar. Con las proporciones que a continuación se indican -variables, sólo como una guía- su lechón asado a la criolla le quedará muy sabroso.

Seguidores